Mark Buehrle encabeza una rotación más que aceptable de los Azulejos. (AP)

DETROIT - La rotación abridora ha sido un área de incertidumbre para los Azulejos en el 2014.

Los cinco pitchers iniciadores de Toronto llegaron a la temporada percibidos como una debilidad del equipo, pero últimamente ha representado una sorpresa agradable.

"Ha sido una vuelta positiva para nuestra rotación", dijo el manager de los Azulejos, John Gibbons. "Sobre todo llegando a la campaña, ésa era la gran interrogante. La pregunta durante el invierno era si íbamos a agregar a alguien. No lo hicimos y eso nos pesaba un poco, pero estos muchachos han dado la cara".

Toronto cuenta con uno de los mejores ataques ofensivos de Grandes Ligas, así que no necesitan una dominante actuación monticular todas las noches. Lo que piden es que el abridor mantenga el juego relativamente cerrado para que la ofensiva haga lo suyo. Eso es exactamente lo que ha ocurrido durante las últimas semanas.

La rotación de los Azulejos llegó al miércoles con efectividad colectiva de 3.69, la tercer mejor de la Liga Americana. El cuerpo de abridores está quinto en promedio en contra con .252 y octavo en WHIP (bases por bolas más hits por entrada lanzada) con 1.33.

Esos números hablan de la calidad con la que han tirado Mark Buehrle, R.A. Dickey, Drew Hutchinson y J.A. Happ. El grupo podría fortalecerse aun más con la adición del prospecto Marcus Stroman.

Los Azulejos empezaron la jornada del miércoles en Detroit con tres victorias al hilo y ocho triunfos en sus últimos 10 encuentros. Puntero en la División Este de la Liga Americana, Toronto ha construido una ventaja de 4.5 juegos sobre los Orioles y de 5.0 sobre los Yankees.