Yangervis Solarte.

BOSTON - Yangervis Solarte fue invitado a los entrenamientos primaverales de los Yankees este año sin tener un puesto garantizado en el roster. Pero el venezolano se coló en el equipo grande con una tórrida pretemporada y ha tenido un inicio alentador a la campaña regular.

"Esto es algo increíble para mí. No quiero despertar", dijo Solarte, quien llegó al miércoles con promedio de .303. "Quiero seguir trabajando duro y haciendo lo que estoy haciendo ahora mismo".

Aunque lleva una racha de 14 turnos al bate sin imparable, Solarte ha bateado de hit en 12 de 19 partidos. No está nada mal para un jugador que no fue incluido en el primer viaje en avión del club del 2014.

Pero cuando Nueva York inicio la temporada del 2014 en Houston, ahí estaba Solarte. El venezolano rápidamente cambió el número 89 de su uniforme por el 26, el cual estaba disponible tras la partida del dominicano Eduardo Núñez, quien fue dado de baja.

"Definitivamente, su desempeño supera nuestras expectativas y lo aprovecharemos el tiempo que podamos", dijo el gerente general de los Yankees, Brian Cashman. "Quizás sea un jugador que pase a una categoría aparte, pero hay que darle tiempo. Definitivamente estamos contentos y gratamente sorprendidos con lo que ha aportado".

Solarte esperó nueve años por esta oportunidad. Pasó siete temporadas en el sistema de los Mellizos y las últimas dos en Triple-A Round Rock en la finca de los Rangers, donde fue opacada por prospectos como el curazoleño Jurickson Profar y Mike Olt.

"Me dijeron que me iban a subir a Grandes Ligas, pero nunca sucedió. Siento que me de alguna forma me engañaron", dijo Solarte.

Los Yankees no fueron el único equipo que se interesó por los servicios de Solarte, quien bateó para .276 con 12 jonrones y 75 remolcadas en ligas menores en el 2013. El oriundo de Valencia dijo que recibió llamadas de 13 equipos durante la temporada baja, pero que los Yankees fueron persistentes.

Entre los factores que Solarte tomó en cuenta antes de firmar un acuerdo de liga menor con Nueva York estuvieron el mega-contrato del dominicano Robinson Canó con los Marineros, la suspensión de Alex Rodríguez por un año y las interrogantes que rodeaban a Derek Jeter en cuanto a las lesiones se refieren.

"Al principio, estaba preocupado, porque este equipo siempre cuenta con jugadores de alta calidad", dijo Solarte. "No sabía si iba a tener la oportunidad de jugar, pero cuando vi que perdieron a algunos jugadores, me interesé más".

Solarte quizás haya que tenido que esperar hasta ahora para ser convocado a la Gran Carpa, pero tiene una abundancia de experiencia en qué apoyarse. El venezolano es sobrino del ex jardinero de Grandes Ligas, Roger Cedeño. Según Solarte, su tío lo exhorta a menudo a que mantenga una actitud positiva.

"Yo tomo las cosas demasiado en serio", dijo Solarte. "El me dice, 'No hagas eso, hay muchos juegos por delante. Tienes que afrontar las cosas un partido a la vez.' En los últimos tres años, le he hecho caso y eso ha transformado mi carrera".

"A veces necesitas tiempo para madurar", dijo Cedeño. "Creo que él se pone mucha presión. Estaba muy hambriento de llegar a Grandes Ligas. Ahora por fin lo logró. Estoy muy impresionado con su manera de reaccionar. Nadie sabe cómo otra persona va a reaccionar, pero estoy muy impresionado porque luce muy maduro".

El regreso del inicialista Mark Teixeira significa que el cuadro interior de los Yankees goza de buena salud ahora mismo. Pero el capataz de los Yankees, Joe Girardi, dijo que seguirá buscándole oportunidades a Solarte, quien ha jugado en la antesala y la intermedia y también podría ver acción en el campo corto o en el jardín izquierdo.

Está por verse si Solarte es flor de un día o algo más, pero está aprovechando al máximo la oportunidad que por tanto tiempo esperó.

"Hay quienes maduran tarde", dijo Girardi. "Entiendo que la muestra es pequeña, pero todo luce indicar que este muchacho tiene una buena idea de lo que está haciendo. A veces te preguntas cómo es que alguien no tuvo una oportunidad".