Coco Crisp. (Ben Margot/AP)

MINNEAPOLIS - Coco Crisp volvió a ausentarse del lineup de Oakland el miércoles. Es posible que el jardinero no regrese a la acción hasta el viernes en Seattle.

Ese sería el mejor de los casos para Crisp, quien podría perderse hasta más tiempo debido a una inflamación en la muñeca izquierda. El guardabosque recibió una inyección de cortisona el domingo. Por lo regular, un jugador necesita al menos cuatro días después de dicho tratamiento para sentirse cómodo jugando.

"En ningún momento esperaba que jugara hoy", dijo el capataz de Oakland, Bob Melvin, antes del juego del miércoles. "Mañana quizás sea pedir demasiado. Podría suceder en Seattle".

Al preguntársele si Crisp es candidato para ingresar a la lista de incapacitados, Melvin no demoró en responder, "No".