Masahiro Tanaka. (The Asahi Shimbun)

La puja por los servicios de Masahiro Tanaka es una evidencia más de que la internacionalización del béisbol crece a pasos agigantados.

Un pitcher japonés quien nunca ha lanzado en la pelota profesional estadounidense se ha convertido en la principal figura este receso de temporada. Esto no sólo es bueno para Tanaka, esto también le favorece al béisbol.

El comisionado Bud Selig tiene una visión de un juego verdaderamente internacional, uno con una Serie Mundial que realmente represente al mundo entero. Ese juego aún no está con nosotros. Pero lo podemos ver desde aquí.

Los fanáticos del béisbol en el Hemisferio Occidental se han dado cuenta de la calidad que tiene el béisbol japonés a través de la importación de sus peloteros hacia las Grandes Ligas. Desde Ichiro Suzuki hasta Yu Darvish, estos jugadores han generado un impacto indiscutible en el béisbol estadounidense.

Ahora, el brazo más cotizado entre el grupo de lanzadores disponibles este invierno es Tanaka. Posteado por el Rakuten Golden Eagles, el diestro es pieza central de una guerra de ofertas.

Prácticamente puede elegir a donde ir - el sur de California, el desierto de Arizona, el medio oeste, la ciudad de Nueva York, entre otros. Reportes de buena fuente colocan a los Dodgers, D-backs, Medias Blancas, Cachorros, y, por supuesto, los Yankees como los equipos finalistas para su elección.

Se espera que Tanaka comande un contrato de seis años y más de US$100 millones. Apenas tiene 25 años de edad. Tuvo foja de 24-0 y efectividad de 1.27 la campaña pasada. Es el mejor pitcher que tiene Japón ahora mismo. Si eso no se traduce automáticamente en ser el mejor lanzador del planeta, Tanaka será remunerado como un as de la rotación por un equipo de Grandes Ligas.

Lo que aprendimos de esta persecución por los servicios de Tanaka es que el grupo disponible de lanzadores agentes libres en los Estados Unidos pasó a segundo término este invierno. El resto de los pitchers agentes libres quedó esencialmente paralizado mientras que la puja por Tanaka se convirtió en el centro de atención.

También nos recordó, por la variedad de equipos interesados en adquirirlo, que el béisbol ahora tiene una base más amplia de prosperidad. Pero quizás la mayor lección aquí es que la persecución entera por los servicios de Tanaka demuestra un marcado respeto por la calidad del pitcheo nipón.

¿Y por qué no? En los tres Clásicos Mundiales de Béisbol previamente disputados, los japoneses se agenciaron el título en dos ocasiones. Eso es dos veces más que el equipo de Estados Unidos.

Las selecciones japonesas de béisbol en las tres ediciones previas del Clásico Mundial se destacaron por su peculiar manera de jugar - juegan alertas, son agresivos y muestran un béisbol atractivo.

Fueron una revelación para muchos aficionados norteamericanos, pero desde hace tiempo el béisbol japonés nos había demostrado qué tan bueno es. En Estados Unidos, utilizamos el término "pasatiempo nacional" para describir al béisbol, pero ese término quizás sea obsoleto.

El béisbol de Grandes Ligas ha mejorado bastante en el terreno de juego con la inyección de peloteros latinoamericanos y asiáticos. Pero la intensa persecución por los servicios de Tanaka también ofrece una visión del futuro del llamado Rey de los Deportes.

Y ese es el futuro en el que este deporte se convierte en un juego verdaderamente internacional. El juego será aun más grande, y potencialmente mejor, del que ahora vemos. Será un béisbol global.

La puja por Tanaka, el reconocimiento de su calidad como lanzador, aun cuando no ha hecho un solo lanzamiento para un club de Grandes Ligas, es una señal del crecimiento internacional de este juego. El béisbol va en camino a convertirse en un deporte verdaderamente global.