Joe Torre. (Dilip Vishwanat/Getty Images)

Joe Torre lo expone de la mejor forma: "Los encontronazos en el plato es un tema que no se puede ignorar".

Aquellos que piensan que esas aparatosas y espectaculares colisiones originadas entre un corredor tratando de anotar y el receptor deberían seguir siendo parte del béisbol están equivocados.

Major League Baseball está analizando seriamente cambiar las reglas para considerar como ilegales ciertos tipos de choques en home. Entre más pronto se concrete mejor.

Sin embargo, no será fácil cambiar las reglas de una jugada que se ha convertido en gran parte del al igual que las barridas para tratar de romper una doble matanza en la intermedia.

De cualquier manera, esas reglas deberían modificarse.

Comencemos con esto: Los receptores deben dejar una línea -o carril- abierto para correr hacia el plato. Eso eliminaría la necesidad de que los corredores tengan que estrellarse contra ellos.

Aquellos que insisten en que los encontronazos en el plato siempre han sido aceptables probablemente no se han dado cuenta de lo severo que puede llegar a ser la más ligera de las conmociones, según nos demuestran los más recientes avances de la ciencia médica.

Los estudios en esta área han mejorado dramáticamente.

Cuando el receptor estelar de los Gigantes Buster Posey sufrió una fractura en su pierna izquierda y tres ligamentos desgarrados en su tobillo durante un choque en el plato con Scott Cousins de los Marlins en mayo del 2011, el debate para prohibir las colisiones en home subió de tono.

Y ni siquiera se trató el tema de las conmociones.

El manager de San Francisco Bruce Bochy, un ex receptor, y el timonel de San Luis Mike Matheny, cuya carrera detrás del plato se vio acortada después de la campaña del 2006 debido a una conmoción, son los más férreos defensores de una nueva regla.

"Todo mundo está preocupado", manifestó Joe Torre, vicepresidente ejecutivo de operaciones de béisbol para MLB, durante las reuniones de Gerentes Generales la semana pasada en Orlando, Florida. "Cuando me senté a dialogar con los gerentes generales, la conversación sobre este tema fue muy extensa. Inicialmente, hubo dos managers que se acercaron a mí [Bochy y Matheny]. Es algo que no puedes ignorar. Necesitamos encontrar una solución.

"Entiendo los encontronazos en el plato, pero algunas veces son innecesarios. Los jugadores son cada vez más grandes, más fuertes y más veloces. Las reglas se han modificado en otros deportes para protegerlos. Este es un gran deporte y queremos mantener a los jugadores en el campo". Torre, receptor durante la primera mitad de sus 18 años de carrera como jugador, dijo que tiene programada una reunión con Bochy y Matheny durante las Reuniones Invernales a celebrarse en diciembre.

"Este es realmente un tema abierto para cualquiera en el béisbol que tenga algo que opinar", enfatizó Torre. "Queremos escuchar, porque si existe algo que pueda hacerse, entre más opiniones mejor".

Tony Clark, ejecutivo del Sindicato de Jugadores de Grandes Ligas, le dijo a The Associated Press, "Basta con decir que los jugadores tienen varias inquietudes acerca de las colisiones en el plato. Analizaremos cada una de ellas cuando (los miembros del sindicato) nos reunamos el mes próximo".

El GG de los Yankees Brian Cashman dijo: "Los receptores no deberían recibir ese tipo de golpes. Estoy a favor de modificar las reglas".

Una vez más, crear una línea o carril para el corredor hacia el plato sería un buen punto de partida.

Torre sugiere que si un catcher recibe la bola con anticipación, la regla pudiera indicar que el corredor tiene que barrerse. Las reglas del béisbol universitario obligan al corredor a barrerse en jugadas cerradas en el plato.

"Pero eso no es algo fácil de hacer, porque si el corredor cambia de opinión en plena carrera a home pudiera sufrir una lesión".

Torre agregó que existe "una muy buena posibilidad de que eventualmente se concrete un cambio en las reglas; si éste se dará en el corto plazo está por verse".

Torre dijo que se formulará una propuesta por escrito que le será presentada a los gerentes generales durante las Reuniones Invernales, las cuales se llevarán a cabo del 9 al 12 de diciembre en Lake Buena Vista, Florida.

Una de las colisiones más memorables en la historia del béisbol fue cuando Pete Rose se estrelló contra Ray Fosse para anotar la carrera ganadora por la Liga Nacional en el Juego de Estrellas de 1970 en el Riverfront Stadium de Cincinnati. Fosse se dislocó el hombro y nunca volvió a ser el mismo jugador.

Si las reglas se modifican, jugadas como esta pudieran nunca volver a suceder.

Y tanto el béisbol como sus jugadores estarán mejor sin ellas.