David Ortiz.

SANTO DOMINGO -- El toletero dominicano David Ortiz dijo el miércoles que espera renovar por otro año su contrato con los Medias Rojas de Boston, el cual expira después de la temporada de 2014.

"Mientras me sienta bien físicamente, yo seguiré jugando béisbol. Me queda un año con los Medias Rojas y buscaré un año más con ellos y luego veremos", dijo Ortiz durante una conferencia de prensa en la capital dominicana.

Ortiz, de 38 años, bateó para .309, con 30 jonrones, 70 extrabases y 103 remolcadas en 137 partidos de la pasada temporada.

Además, ayudó a los Medias Rojas a conquistar la corona de la Serie Mundial, en la que fue elegido como jugador más valioso al conectar 11 hits en 16 turnos (.688), con dos jonrones, y seis remolcadas.

"Big Papi" confirmó su papel como líder del camerino con un mensaje de motivación a sus compañeros en el cuarto partido de la Serie Mundial ante los Cardenales de San Luis.

"En el cuarto juego lo que funcionó fue la veteranía, faltaba alguien que les hiciera saber que en `playoffs' es un béisbol diferente. En los Red Sox tengo que ponerme la capa de Súperman y debo dejar mis problemas en el parqueo (estacionamiento)", agregó.

Ortiz se refirió a la situación contractual de su compatriota Robinson Canó, de quien se ha dicho que busca un contrato de 10 años y 300 millones de dólares con los Yanquis de Nueva York.

"No sé de dónde salió ese monto, porque a nadie le han dado eso nunca y no creo que eso haya salido de Canó, porque eso no funciona de esa manera. Pero ellos (los Yanquis) tienen que firmarlo, porque si él se va de ahí van a estar feos para la foto", comentó.

El dominicano también anunció la celebración del torneo de golf que organiza la fundación que dirige, para recaudar fondos para operar niños con problemas cardíacos.

"Va a ser un buen evento nuevamente porque haremos todo lo posible para ayudar a los niños que necesitan ese dinero para poder sobrevivir", señaló.

Igualmente, descartó jugar béisbol invernal en República Dominicana porque entiende que tiene demasiados compromisos.

"Siempre me pasa por la cabeza jugar con el Escogido, pero en la temporada muerta no paro de trabajar y eso me lo impide", dijo.