(AP)

ORLANDO - El gerente general Josh Byrnes dijo que los Padres esperan que el zurdo Cory Luebke y el diestro Joe Wieland estén saludables para poder competir por puestos en la rotación de abridores cuando se inicie los entrenamientos primaverales el próximo febrero.

Ambos fueron los mejores prospectos de pitcheo en la organización antes de someterse a la cirugía Tommy John en el 2012.

"Luebke ha estado bien," dijo Byrnes. "El ha tirado desde el montículo par de veces, y quizás vendrá a San Diego en una semana o dos para lanzar contra bateadores. Wieland lanzó en la Liga de Otoño de Arizona la otra noche. Ambos parecen estar finalmente donde tienen que estar durante su rehabilitación.

"Ahora, incluyendo a los seis lanzadores que terminaron la temporada en la rotación, tenemos a dos lanzadores más que competirán por un puesto en la rotación. Esa área ha estado mejorando y llenándose de talento."

Los Padres terminaron la temporada del 2013 con Ian Kennedy, Andrew Cashner, Tyson Ross, Burch Smith, Eric Stults, y Robbie Erlin en la rotación. Byrns adquirió a Kennedy el 31 de julio en un canjeo por el relevista zurdo Joe Thatcher, y eso significa que Byrnes probablemente no estará en el mercado en búsqueda de abridores.

El invierno pasado, los Padres no hicieron tanto en el mercado, sólo firmaron de nuevo al diestro Jason Marquis, y sus abridores iniciaron la temporada con marca de 5-15 por el segundo año consecutivo.

Este año, Byrnes lo considera su rotación como uno de las fuerzas del equipo mientras comienza su búsqueda en el mercado para mejorar un equipo que no ha ido a la postemporada desde el 2006.

"Estamos profundos con el pitcheo," dijo Byrnesnres. "Nuestro pitcheo está regresando. Necesitamos ayuda en nuestro bullpen. Quizás podríamos usar un bate zurdo que podría jugar varias posiciones. Eso nos cubre. Estamos en un modo donde nos preguntamos, ¿Cómo podemos mejorar? Nos estamos enfocando en personas que nos podrá ayudar subir un nivel. Estamos buscando más profundidad que impacto en ciertas áreas. Tenemos la oportunidad de mejorar sólo estando más saludable, pero estamos buscando una pieza o dos o tres."

Cuando se trata de Luebke, él fue uno de los jugadores más brillosos de salir en el escenario de los Padres en el 2010, pero su codo perdió fuerza luego de cinco aperturas en el 2012 y ahora no ha podido lanzar en las grandes ligas en casi dos años.

La regla general es que se toma entre un año y 18 meses para recuperarse completamente de la cirugía Tommy John, y Luebke ya está más allá de ese periodo de tiempo. Por eso es que Byrnes espera que Luebke esté listo para competir otra vez antes de cumplir sus 29 años de edad el 4 de marzo.

"Sabes, yo he hablado con muchos gerentes generales," dijo Byrnes. "Su cirugía fue en mayo del 2012. Basado al periodo de tiempo de Tommy John, sí, él debería estar listo. Basado en la forma que se ha recuperado, no estamos seguros. Algunas personas han tomado 20 meses. Yo le he preguntado a esos gerentes generales, ¿Cuándo sabias?' Y de repente el lanzador llega a los entrenamientos primaverales y ha regresado. Ojala, eso sea el caso con Cory.

"Este mes pasado ha sido el mes donde se ha sentido mejor. 'Ahora me siento como mi mismo', me dijo él a mí. Este es su 18vo mes. Ha tomado ese tiempo para recuperarse.