BOSTON - El venezolano Aníbal Sánchez hizo historia en su apertura del Juego 1 de la Serie de Campeonato de la Liga Americana en el Fenway Park contra los Medias Rojas de Boston.

El derecho de los Tigres, gracias a un lanzamiento salvaje en un tercer strike, ponchó a cuatro bateadores en la primera entrada del partido del sábado. El único otro lanzador en la historia de la postemporada en lograr la hazaña ha sido el derecho Orval Overall, quien lo hizo lanzando por los Cachorros en la Serie Mundial de 1908-la última vez que el equipo del norte de Chicago ganó el Clásico de Otoño.

En la primera entrada vs. los Patirrojos, Sánchez abanicó al primer bate Jacoby Ellsbury. El segundo del orden, Shane Victorino, dio swing en blanco para un tercer strike, pero el pitcheo fue por el suelo y no pudo manejarlo el receptor de los Tigres, Alex Avila. Victorino alcanzó la primera base sin out registrado.

Acto seguido, Sánchez dio base por bolas a Dustin Pedroia antes de ponchar al dominicano David Ortiz y a Mike Napoli.

Además de igualar el récord de Overall, el maracayero se convirtió en el primer lanzador en la historia de los Tigres-sea en campaña regular o postemporada-en tener un inning de cuatro ponches.

En total, el venezolano dejó en cero a Boston en 6.0 entradas, en las que no permitió ni un solo hit, ponchó a 12 bateadores y dio seis bases por bolas.

El 26 de abril de este año, Sánchez puso otra marca de la franquicia de los Tigres. Ese día contra los Bravos tuvo 17 ponches, la mayor cantidad para un solo partido en los anales del equipo de Detroit.