Joe Maddon y sus Rays regresan a casa tras un periplo de cinco ciudades en 12 días.

ST. PETERSBURG -- Evan Longoria se levantó de la cama sintiéndose mucho mejor sobre las posibilidades de Tampa Bay de remontar ante los Medias Rojas de Boston.

Tampoco es que será fácil revertir un 2-0 en contra en la serie al mejor de cinco por la primera ronda de los playoffs de la Liga Americana, que se reanuda el lunes en el Tropicana Field.

Pero para tener la oportunidad de lograrlo, el astro de los Rays dijo que lo primero es que el equipo no se deprima al verse nuevamente al borde del abismo.

Después de todo, alcanzaron esta instancia de la postemporada tras ganar al hilo tres partidos de vida o muerte. Ahora, necesitarán hilvanar otra racha de tres victorias para dejar fuera a Boston y pasar a la serie de campeonato contra Oakland o Detroit.

"No es que bajamos la guardia, sencillamente nos ganaron bien", dijo Longoria el domingo. "Batearon mejor, lanzador mejor. Hay que reconocerlo, voltear la página y estar listo para lo siguiente".

Alex Cobb, quien derrotó a Cleveland el miércoles en el juego de wild cards, abrirá por los Rays en el tercer duelo. Clay Buchholz lo hará por los Medias Rojas, que anotaron 19 veces en los dos primeros partidos en el Fenway Park.

Los antecedentes no favorecen a los Rays. De los 22 equipos en la Americana que previamente perdieron los primeros dos partidos en la serie de división, apenas cuatro pudieron darle la vuelta para avanzar.

Tampa Bay pudo obligar un quinto juego ante Texas tras perder los primeros dos en 2010, pero los Rangers terminaron clasificándose.

Boston ha ganado 14 de los 21 partidos contra sus adversarios del Este.

"Hemos mantenido la misma actitud durante todo el año, no fiarnos de nada", dijo el mánager de los Medias Rojas John Farrell.

En Boston, los Rays cometieron errores poco frecuentes en ellos, fallando al bate en momentos clave.

Longoria cree que el equipo estará más sosegado al volver a casa tras un periplo de cinco ciudades en 12 días.

En cuanto a su estadio, los Rays fueron el equipo con la concurrencia más baja de las mayores al promediar 18.645 aficionados por juegos. Los boletos para el tercero de la serie ante Boston se agotaron.

El piloto Joe Maddon dijo que no contempla cambios al subrayar que el equipo precisa reaccionar con el bate.

"Es que no hemos podido anotar muchas carreras", dijo Maddon.

Cobb tuvo marca de 11-3 con 2.25 de efectividad este año, su primera campaña completa en las mayores.

"Es un tremendo pitcher", dijo David Ortiz, el bateador designado de los Medias Rojas que despachó un par de jonrones ante David Price el sábado. "Lo vi lanzar ante Cleveland y estaba con todo. Tampa Bay tiene un gran pitcheo. No se les puede descartar, hay que jugarles bien. No te perdonen el más mínimo error. Esa es la característica de los equipos buenos".

Los Medias Rojas se entusiasman con el pitcher que mandarán a la lomita el lunes.

Buchholz venció dos veces a Tampa Bay esta campaña, permitiendo cinco hits con 13 innings en blanco. De por vida, su efectividad es de 2.41 ERA en 16 aperturas contra los Rays, incluyendo 2.26 en nueve aperturas en el Tropicana Field.