Ian Kennedy. (Denis Poroy/Getty Images)

PURCHENA - En tan solo seis aperturas con los Padres, Ian Kennedy acumula el mismo número de victorias que las logradas con Arizona, en la primera parte de la temporada. Si en Arizona necesitó 21 aperturas para lograr tres triunfos, en San Diego las cosas han mejorado para el que puede ser un auténtico as para la loma de los Padres.

En seis aperturas cosecha un balance da 3 victorias, por tan solo una derrota, mientras que su ERA ha descendido de 5.23 que tenía en el desierto a las actuales 4.04 que atesora en el sur de California. Su forma empieza a parecerse a la que demostró en la temporada 2011, cuando consiguió 21 triunfos o a la del 2012 donde terminó la temporada con 15 victorias.

En una temporada en la que a la loma se le resiste en gran medida los dobles dígitos en victorias, en reconfortante comprobar como una de las incorporaciones claves, pensando en el 2014 se está adaptando tan bien y está demostrando todo el potencial que se le presupone.

El número de hits por encuentro tan bien ha ido a mejor, respecto de su etapa en Arizona en esta temporada. En su anterior equipo, estaba acumulando una media de 6,10 hits por juego, mientras que con los Padres tan solo está permitiendo una media de 4,83. También las carreras permitidas han bajado, lógicamente. De las 3,76 carreras permitidas en sus primeras 21 aperturas ha pasado a ceder tan solo 16 en las 6 siguientes aperturas. También ha bajado ligeramente su índice de cuadrangulares concedidos, de 0,86 a 0,83 por encuentro.

Si bien su media de pasaportes a primera ha ascendido de 2,29 a 3,33, también su media de strikeouts por juego ha subido ligeramente de 51,4 a 5,67.

Todos ellos números que invitan al optimismo a la hora de analizar el futuro de Kennedy con los Padres. Una apuesta pensada para reforzar la rotación de los Padres en el 2014 y claro objetivo: Tener por fin un lanzador que pueda superar los 15 triunfos en una temporada, y por qué no, acercarse a las 20 victorias. Algo lejano de pensar ahora, seguir el devenir del equipo desde la temporada 2010, la última temporada victoriosa de los Padres.

El elegido para ese desempeño fue Ian Kennedy, a cambio del zurdo Joe Thatcher y el derecho de liga menor Matt Stites (además de una selección del draft), estando bajo control de los Padres hasta el 2015.

Tampoco hay que ignorar el hecho de que Kennedy, desde la temporada 2010, ha garantizado las 30 aperturas para su equipo, algo importante después de sufrir una auténtica tortura con las lesiones de la loma en este 2013 (32 aperturas en 2010 con una ERA de 3.80, 33 aperturas en 2011 con una ERA de 2.88, 33 aperturas en 2012 con una ERA de 4.02 y 21 aperturas en 2013 con una ERA de 5.23).

La apuesta es de futuro, pero también lo era para este año, donde la loma ha quedado desdibujada, por culpa de las lesiones, respecto de cómo comenzó el año. Una apuesta también de presente, porque demostrar su valía en el segundo tramo de la temporada serviría para ayudarle en la lucha por el liderazgo de la loma en 2014. Una lucha que ya ha empezado en el 2013.