El GG de Toronto, Alex Anthopoulos, junto a Paul Beeston durante los entrenamientos. (AP)

TORONTO - Cuando un equipo es visto como uno de los favoritos para llegar a la Serie Mundial, con tanto talento agregado a lo que ya era un equipo sólido, un récord de 15-24 para empezar la temporada es algo inesperado.

Pero ahí es que los Azulejos se encuentran con aproximadamente un cuarto del 2013 ya completado. Toronto está en el sótano del Este de la Liga Americana, a 9.5 juegos del primer lugar llegando a la acción del martes.

El gerente general del equipo canadiense, Alex Anthopoulos, se pasó el invierno agregando nombres sonoros al roster de Toronto, trayendo a peloteros como R.A. Dickey, el dominicano José Reyes, Josh Johnson, Mark Buehrle y el quisqueyano Melky Cabrera. El equipo ya contaba con los cañoneros dominicanos José Bautista y Edwin Encarnación, además del derecho Brandon Morrow y el tercera base canadiense Brett Lawrie.

El lento comienzo de los Azulejos no ha desalentado al máximo ejecutivo de la organización Paul Beeston, quien cree que los fanáticos del club no deberían darse por vencidos tan temprano en la campaña.

"Aquí hay talento de verdad y no hay motivo para pánico. Hay motivo para preocuparse, pero no creo que lo haya para pánico", dijo Beeston. "Honestamente, espero y creo que juguemos bien y ellos piensan lo mismo."

Poco a poco, los Azulejos están empezando a hacer eso mismo. Toronto terminó una gira de siete juegos contra sus rivales divisionales, Tampa Bay y Boston, con marca de 4-3. De hecho, el equipo ganó su segunda serie de la temporada al llevarse dos de tres ante los Medias Rojas.

Después de anotar apenas cuatro carreras en cuatro derrotas para iniciar el mes de mayo, los Azulejos han llegado a cifras dobles en carreras en dos ocasiones durante un trecho en que el club ha ganado cinco de ocho partidos.

Sin embargo, el pitcheo sigue siendo un problema. Sólo Houston ha permitido más carreras de manera colectiva que los Azulejos (201). La rotación abridora tiene la segunda peor efectividad de Grandes Ligas con 5.46, algo que ha obligado al bullpen a tirar la segunda mayor cantidad de innings en la Gran Carpa, 141.2.

Algunas personas han señalado la edición de los Azulejos de 1989 como una esperanza para este club. Ese año, Toronto empezó la campaña con 12-24 antes de despedir al manager Jimy Williams, quien fue sustituido por Cito Gaston. Al final los Azulejos ganaron su división.

Beeston cree que sucederá lo mismo en el 2013, pero sin la necesidad de alterar el personal en el dugout.

"Empezamos con 12-24 y cambiamos de manager, pero no vamos a hacer eso ahora mismo", dijo Beeston. "Creo que si ves 1989, puedes apreciar lo que podría ser. Creo que tenemos buen equipo aquí, mejor de lo que refleja el récord."

Anthopoulos cree eso también, pero reconoció que ya no es tan temprano en la temporada.

"Estamos en mayo", dijo el ejecutivo. "Tenemos que recuperar mucho terreno, sin dudas. Jugamos tan mal al principio…pero por fin estamos empezando a jugar mejor. Poco a poco algunos de los jugadores están comenzando a rendir.

"Al fin y al cabo eso resultará en más victorias. La clave es no adelantarnos a las cosas. Hay que pensar en buenas rachas y tratar de ganar más series."

Según Anthopoulos, contar con un mejor pitcheo es la forma en que Toronto empezará a hacer eso mismo. Pero es un reto, ya que Johnson y J.A. Happ se encuentran en la lista de lesionados, mientras que Dickey, Morrow y Buehrle se han combinado para una efectividad de 5.35.

"Todo empieza con la rotación", dijo Anthopoulos. "Así te metes en buena racha. Del lado ofensivo, puedes tener buenas rachas. Pero si cuentas con aperturas de calidad, podrás ganar los juegos de manera consistente.

De su parte, Beeston sigue bien de cerca el progreso de su equipo.

"Siempre tienes una tremenda inversión emocional", dijo. "Si no tienes eso, mejor no estar en este juego. Medimos el éxito con victorias y derrotas, entonces cada derrota es difícil de ver y cada victoria es algo para celebrar."

Y a pesar de lo que reflejan las posiciones, Beeston confía en que habrá más motivo para celebrar en esta campaña.

"No estamos tan avanzados en la temporada como para no recuperarnos", djjo.. "Y más importante que eso, tenemos el talento."