Melky Cabrera con los Gigantes en el 2012. (AP)

SAN FRANCISCO -- Melky Cabrera recibirá esta semana su anillo de campeón de la Serie Mundial cuando los Gigantes de San Francisco disputarán dos partidos como visitante ante los Azulejos de Toronto.

El manager de los Gigantes Bruce Bochy dijo el domingo que contempla conversar con Cabrera para dar las gracias por sus aportes a los vigentes campeones de las Grandes Ligas. El jardinero dominicano fue suspendido 50 juegos el 15 de agosto pasado tras dar positivo por testosterona.

"Quiero reconocer su desempeño y su entrega día tras día", dijo Bochy. "Lo que pasó, pasó. Ya quedó atrás. Sé que es una buena persona, lo es, y es un buen compañero. Le daré las gracias por ello".

Bochy le entregará a Cabrera a un anillo de Tiffany & Co. previo al primero de la serie interligas, que comenzará la noche del martes.

Cabrera fue el más valioso del Juego de Estrellas del año pasado. Lideraba la Liga Nacional con su promedio al bate de .346, con 11 jonrones y 60 empujadas en 113 juegos de su primera campaña con San Francisco, antes de ser suspendido. Pese a que tenía derecho por su cantidad mínima de turnos, renunció al título de bateo al indicar que hubiese sido un logro viciado.

Si bien podía ser convocado, Cabrera no fue tomado en cuenta en la nómina de postemporada. Esa fue una decisión que se tomó a fines de septiembre previo al inicio de los playoffs. Terminó de purgar la suspensión tras completarse la serie de primera ronda ante Cincinnati.

Para los Gigantes, este será el primer encuentro cara a cara con Cabrera desde fines de agosto. Muchos jugadores ni siquiera han conversado con el dominicano, pese a varios esfuerzos de contactarle.

Bochy indicó que no hay recelos, y que todos han seguido adelante. A los Gigantes les fue espléndido sin Cabrera, al barrer a Detroit en cuatro juegos para coronarse campeones por segunda vez en tres años.

En noviembre, Cabrera firmó un contrato de 16 millones de dólares y dos años con Toronto.

"Lo veré y hablaré con él", dijo Bochy.