SAN LUIS -- Los Cardenales llegarán a los entrenamientos primaverales con pocos vacíos pendientes de llenar, un lujo derivado de pocas modificaciones en el receso de temporada.

Sin embargo, la situación en la segunda base no puede considerarse estable.

Con Skip Schumaker ahora miembro de los Dodgers de Los Angeles, la profundidad de los Cardenales en esa posición ha quedado en un solo jugador. La partida de Schumaker llegó cuatro meses después de que los Cardenales canjearon a Tyler Greene, lo que significa que sólo uno de los tres jugadores que compitieron por el puesto de intermedista la pasada primavera permanece en la organización.

Se trata de Daniel Descalso, quien hasta ahora se posiciona como el favorito para quedarse con el puesto de segunda base titular en 2013. Sin embargo, ni el manager Mike Matheny, ni el gerente general John Mozeliak se han comprometido todavía a asignarle el puesto.

"En lo que a la segunda base se refiere, tenemos algunos candidatos viables, y le daremos la oportunidad a estos muchachos sin antes sacar una conclusión", manifestó Matheny. "Existen oportunidades. Le vamos a dar la oportunidad a todos los jugadores y ver cómo encajan las piezas".

Una de las variables más grandes que reina en los Cardenales este invierno es su poca actividad en el mercado. Directivos del club han confirmado que la organización planea adquirir a otro infielder medio, uno que podría jugar la segunda base y apoyar al dominicano Rafael Furcal en el campo corto. Pero Mozeliak ha dicho que no se debe asumir que se tratará de un "pez gordo", dejando claro este mes que "no estamos ocupando el tiempo que muchos creen en el mercado este invierno".

En cambio, los Cardenales están tomando un enfoque oportunista al considerar la firma de un jugador del cuadro medio. La lista de candidatos en esta posición en el mercado actual es escasa, obligando a los Cardenales a potencialmente acudir a un canje para tratar de adquirir a un jugador de impacto.

Aunque lo más probable es que los Cardenales mantengan una batalla interna.

Descalso obviamente integraría ese grupo, y muy posiblemente Matt Carpenter, Pete Kozma, Ryan Jackson e incluso Kolten Wong. Estos cuatro últimos se han combinado apenas para 78 innings de experiencia en Grandes Ligas en la segunda base.

Carpenter pudiera ser la opción más interesante, pero no sabremos qué tan cómodo se siente en esa posición hasta los entrenamientos primaverales. Con la encomienda de practicar lo más que pueda en la intermedia este invierno, Carpenter pretende llegar a Júpiter, Florida, días antes del arranque de la pretemporada para demostrar que su trabajo ha sido fructífero.

Del trabajo diario que ha hecho hasta ahora, Carpenter lo describió como "estupendo". Luego agregó: "Obviamente no puedes simular un juego real, pero definitivamente el hecho de trabajar en algo cada día me ha dado esa confianza".

Al final los Cardenales podrían encontrarse con el dilema entre decidir si desean poner énfasis en la ofensiva o en el guante al momento de tomar una decisión en la segunda base. Si los Cardenales prefieren irse por la defensa, Descalso sería el indicado. Carpenter tiene más potencial con el madero y podría ser una pieza clave en el lineup.

Kozma jugó más en la segunda base en Grandes Ligas que Jackson, aunque ambos recibirían tiempo de juego en esa posición esta primavera. Sin embargo, las interrogantes persisten acerca de su capacidad para aguantar la carga de una temporada completa de Grandes Ligas.

Luego está Wong, el "comodín" del grupo.

Se espera que Wong, quien jugó todo el 2012 en Doble-A, comience la campaña como el intermedista titular en Triple-A Memphis.

Si los Cardenales se ven en aprietos en la segunda base a mitad de año, no se sorprendan si Wong se convierte en una opción viable.