PHOENIX - El socio general de los Diamondbacks Ken Kendrick está complacido con el trabajo que el gerente general Kevin Towers ha hecho durante la temporada baja.

"Todavía no se ha terminado, pero tenemos cosas que necesitamos, y pienso que si fuera una lista de Navidad, uno podría marcar todas las necesidades que hemos cumplido hasta ahora," dijo Kendrick.

Kendrick dijo que Towers ha mejorado el bullpen, añadido a un abridor bueno para la rotación, solidificó la banca, y esperan que hayan mejorado en el campo corto.

La nómina de los D-backs espera subir a eso de los $80 millones este año luego de tener una nómina de $77 millones el año pasado.

"Tenemos a Brandon McCarthy, que pienso que es bien económico debido al talento que trae," dijo Kendrick. 'Tenemos a un campocorto Didi Gregorious y tenemos control de él por los próximos seis años, y tiene mucha promesa. Pues claro es un jugador joven y tiene que mostrar lo que puede hacer. Eric Hinske le trae buena suerte a cada equipo donde juega. Eric Chávez es un buen jugador y nos da una combinación derecha-izquierda en la tercera. Heath Bell podrá ser candidato para regresar y tener una temporada exitosa. Tony Sipp, un gran zurdo, cae bien en nuestro bullpen. Con la mezcla de todos esos muchachos, sin tener un gran compromiso financiero, pienso que puedes decirle 'Buen trabajo' a KT."

Al principio de la temporada baja, Kendrick había dicho que sería bien improbable que el jardinero Justin Upton fuera canjeado. Cuando Kendrick fue recordado que Towers había dicho lo mismo luego del canje de Gregorious, él sonrió.

"Usted lo dijo por mí, y no tengo que repetirme," dijo Kendrick. "Pienso que son palabras que muchos están comenzando usar, y yo le he estado usando por un tiempo. Soy fanático de Justin y espero tenerlo como un Diamondback por mucho tiempo."

Ciertamente los D-backs tienen varios retos en la división oeste de la Liga Nacional. Los Gigantes acabaron de ganar su segunda Serie Mundial en tres años, y los Dodgers lo más probable tendrán la nómina más alta en todo el béisbol en el 2013.

"Uno si observa lo que los otros están haciendo, pero uno está más preocupado por las cosas que uno hace y como poder mejorar el equipo, y el dinero no es algo que siempre hace que un equipo sea ganador", dijo Kendrick.